30 abr. 2010

La ley es una telaraña que atrapa las moscas y deja pasar a los pájaros (Anárcasis)

NAvegando por Internet, me he encontrado una entrevista k le han echo al lider musulman de alcalá, en esta entrevista, este "hombre", Abu Omar Hussein, afirma k es un crimen prohibir el 'hijab'(pañuelo), pero k la lapidación es una ley de dios incuestionable.

Os dejo la entrevista y opinad vosotrs mismo:

¿Debe permitirse ir a clase con pañuelo o 'hijab'?
–Aquí hay democracia, hay que dejar a cada uno que haga lo que le dé la gana. También veo a chicas que tienen piercing y me da mucha pena, pero es la libertad... El pañuelo musulmán es exactamente igual que el pañuelo de las monjas. A ellas nadie se atreve a decirles que se quiten el pañuelo.


¿Y qué le parece el burka?
–Lo importante es el hijab, que tapa el pelo. La mayor parte de las musulmanas lo llevan. El burka lo he visto en Afganistán y Arabia Saudita, pero es más una costumbre. El islam habla de tapar todo el cuerpo, sí. Y nosotros tenemos una filosofía: la mujer es como una perla, la cuidamos y no queremos que salga pintada y perfumada para que todos los hombres vean que guapa es y lo bien que huele. La mujer se cuida como una perla, sólo para su marido. No tiene que mostrar su belleza a otros hombres.


¿Y se le ocurre alguna restricción en la vestimenta para los hombres musulmanes?
–Podemos vestir de cualquier manera. Aunque en el desierto vestimos muy parecidos, porque hay que protegerse. Allí hace mucho calor...



Claro... Y volviendo a España: ¿No ha pensado nunca que, como los hombres no van cubiertos, probablemente las mujeres los miran?
–Sí, somos humanos. Pero todas las religiones hablan de una cosa: proteger a la mujer, no mezclar. La civilización europea ha llegado a los cambios de pareja, y esto está completamente lejos de lo que dijo Jesús. Los hombres no deben mirar con deseo a las mujeres, tu esposa ha de ser suficiente para ti. Dios quiere que vivamos en paz.


Habla de una cierta degradación europea. ¿Y no le preocupa la violencia contra las mujeres bajo una pretexto religioso que ocurre en los países musulmanes? Me refiero, por ejemplo, a la lapidación.
–Eso era antiguamente, ya casi no existe. Si un hombre casado o una mujer casada cometen adulterio se necesitan cuatro testigos presenciales. Casi no se da.



Pero todavía suceden y le preguntaba qué le parecen los latigazos y las lapidaciones.
–Son leyes de Dios, que puso leyes para conservar a la gente, no para matarla. Por ejemplo: cortar la mano. Si cortamos la mano sólo a uno servirá para prevenir que el resto robe. Si lapidamos a una persona entonces la gente se cuidará. Pero ahora en Europa están las playas nudistas... [menea la cabeza con tristeza] ...con las mujeres desnudas delante de sus familias... está completamente lejos de toda religión.


¿Pero no le parece un poco cruel lapidar o dar latigazos a alguien, por muy reprochable que le parezca su conducta?
–Yo soy de Egipto y allí eso no existe. Es muy difícil reunir cuatro testigos. Pero si los hay entonces hay que aplicarlo a los que están casados, sea el hombre o la mujer o bien ambos. Si no están casados: 80 latigazos.



Pues aunque suceda pocas veces, aquí horrorizan ese tipo de castigos.
–Posiblemente es algo muy cruel. Pero tu tienes que prevenir, igual que hay leyes y hay cárcel. Y no lo haces para no ir a la cárcel. El islam te deja casarte hasta con cuatro mujeres –y el cristianismo casó al rey Salomón con mil mujeres– por una razón: antes los hombres morían mucho y había muchas viudas. Y sigue habiendo más mujeres.


Personalmente: ¿Le parece cruel lapidar sí o no?
–Son leyes de Dios. Si tengo fe en Dios no puedo decir que es cruel. Trato de obedecer y no hacer esas cosas para no llegar a esa situación.


Supongamos que se prohíbe el pañuelo. ¿Cree que existe riesgo de que no se escolaricen niñas o cree que se acataría la norma?
–Le quiero preguntar a cualquiera si le molesta que una chica lleve un pañuelo en la cabeza. ¡Dejala! Veo por la calle a mujeres con tatuaje con piercing... para mi es muy feo, pero que haga cada uno lo que quiera. ¿Qué molestia causa? No queremos volver a la Edad Media, hay democracia, tenemos una mente abierta... No sé a qué se tiene miedo. Si se toma la decisión de prohibir el hijab va a haber muchos hombres en contra, incluso los que no sean muy religiosos, si se les prohíbe ir a clase a estas niñas. ¡Que nos den una razón para quitarlo y a ver si se lo hacen quitar a una monja! Aquí, a este centro cultural, vienen chicas con pañuelo.



Pero no con burka...
–...en el burka estoy con usted. No debe usarse, sobre todo aquí en Europa. Prefiero que se vea la cara, porque alguien puede cometer un crimen y luego imputarlo a cualquier persona musulmana sólo por la apariencia.


Pero la actitud europea contra el pañuelo musulmán es porque es signo del sometimiento de la mujer al hombre.
–Personalmente creo que basta con cubrir la cara y que no hay que molestar a una chica de 14 a 15 años que lo ha elegido libremente. Y es un crimen prohibir el pañuelo y no dejarla entrar. Tiene toda la libertad de entrar porque además Nawja, que además al parecer es una chica muy lista y muy buena alumna. ¡No molesta a nadie!


Me parece vergonzoso que este tipo de personas se permita el lujo de decir semejante barbaridad en un pais democratico como es españa.Esta gente no solo habla de la lapidacion que muchas veces es la sentencia a muerte de las mujeres que son violadas. Tambien la horca para los homosexuales .. La mutilacion genital de las niñas y la OBLIGACION POR LOS HOMBRES DEL VELO O BURKA me parece repugnante que nos digan que es opcional. Si una niña musulmana no se lo pone la apedrean.. Tambien decir que esta gente en su pais no nos dejaria ni la opcion siquiera de plantear a una mujer el ir a un colegio en falda y camiseta que den lecciones en sus paises .

Si no teniamos suficiente en España .. con tatos años y años de imposicion catolica .. ahora tenemos que soportar el chantaje de estos machistas y homofobos . Que tipo de Dios es aquel que permite que un homosexual sea asesinado ? que tipo de Dios permite que una mujer violada sea apedreada encima hasta la muerte ? donde esta la libertad de esas mujeres que no puden vestir libremente y actuar con los mismos derechos que los hombres. Que se vayan a iran si quieren vivir commo verdaderas bestias . Pero en españa no podemos permitir que estos retrogados impongan ni una sola de sus barbaridades.

No kiero presentarme aki como un racista ni nada se eso, no me importa k vengan muslmanes, chinos, cualkier cultura por mi parte es aceptada, como en todo habra gente buena y mala, pero en este tema me irrito bastante rapido y no puedo mas k odiar eset tipo de costumbres y tradiciones k dañan a tal cantidad de personas.

29 abr. 2010

That is not dead which can eternal lie And with strange aeons even death may die.

Buenas lectores, se k llevo mucho tiempo sin postear nada, pero esk he estado atareado con los examenes y tal, Tal dia como hoy, no he encontrado una noticia lo suficientemente interesante como para postearla, asik he decidido empezar un nuevo apartado , sera de relatos, si relatos habeis leido bien puede k ha algunos k conozco les parezca una autentica estupidez, pero bueno espero k a los amantes de la lectura como yo no les desagrade, los relatos son de los autores k suelo leer, es decir, Poe, Lovecraft, etc, etc... sin mas dilacion os dejo hoy 1, no kiero sobrecargar k no es corto precisamente, El Gato Negro, de Edgar Allan Poe.

El Gato Negro.

Ni espero ni quiero que se dé crédito a la historia más extraordinaria, y, sin embargo, más familiar, que voy a referir.

Tratándose de un caso en el que mis sentidos se niegan a aceptar su propio testimonio, yo habría de estar realmente loco si así lo creyera. No obstante, no estoy loco, y, con toda seguridad, no sueño. Pero mañana puedo morir y quisiera aliviar hoy mi espíritu. Mi inmediato deseo es mostrar al mundo, clara, concretamente y sin comentarios, una serie de simples acontecimientos domésticos que, por sus consecuencias, me han aterrorizado, torturado y anonadado. A pesar de todo, no trataré de esclarecerlos.

En lo personal, casi no me han producido otro sentimiento que el de horror; pero a muchas personas les parecerán menos terribles que vulgares. Tal vez más tarde haya una inteligencia que reduzca mi fantasma al estado de lugar común. Alguna inteligencia más serena, más lógica y mucho menos excitable que la mía, encontrará tan sólo en las circunstancias que relato con terror una serie normal de causas y de efectos naturalísimos.

La docilidad y humanidad de mi carácter sorprendieron desde mi infancia. Tan notable era la ternura de mi corazón, que había hecho de mí el juguete de mis amigos. Sentía una auténtica pasión por los animales, y mis padres me permitieron poseer una gran variedad de favoritos.

Casi todo el tiempo lo pasaba con ellos, y nunca me consideraba tan feliz como cuando les daba de comer o los acariciaba. Con los años aumentó esta particularidad de mi carácter, y cuando fui un hombre hice de ella una de mis principales fuentes de gozo. Aquellos que han profesado afecto a un perro fiel y sagaz no requieren la explicación de la naturaleza o intensidad de los gozos que eso puede producir. En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural.

Me casé joven. Tuve la suerte de descubrir en mi mujer una disposición semejante a la mía. Habiéndose dado cuenta de mi gusto por estos favoritos domésticos, no perdió ocasión alguna de proporcionármelos de la especie más agradable. Tuvimos pájaros, un pez de color de oro, un magnífico perro, conejos, un mono pequeño y un gato.

Era este último animal muy fuerte y bello, completamente negro y de una sagacidad maravillosa. Mi mujer, que era, en el fondo, algo supersticiosa, hablando de su inteligencia, aludía frecuentemente a la antigua creencia popular que consideraba a todos los gatos negros como brujas disimuladas.

No quiere esto decir que hablara siempre en serio sobre este particular, y lo consigno sencillamente porque lo recuerdo.

Plutón—llamábase así el gato—era mi predilecto amigo. Sólo yo le daba de comer, y adondequiera que fuese me seguía por la casa. Incluso me costaba trabajo impedirle que me siguiera por la calle.

Nuestra amistad subsistió así algunos años, durante los cuales mi carácter y mi temperamento—me sonroja confesarlo—, por causa del demonio de la intemperancia, sufrió una alteración radicalmente funesta.

Día en día me hice más taciturno, más irritable, más indiferente a los sentimientos ajenos. Empleé con mi mujer un lenguaje brutal, y con el tiempo la afligí incluso con violencias personales. Naturalmente, mi pobre favorito debió de notar el cambio de mi carácter. No solamente no les hacía caso alguno, sino que los maltrataba.

Sin embargo, por lo que se refiere a Plutón, aún despertaba en mí la consideración suficiente para no pegarle. En cambio, no sentía ningún escrúpulo en maltratar a los conejos, al mono e incluso al perro, cuando, por casualidad o afecto, se cruzaban en mi camino. Pero iba secuestrándome mi mal, porque, ¿qué mal admite una comparación con el alcohol? Andando el tiempo, el mismo Plutón, que envejecía y, naturalmente se hacía un poco huraño, comenzó a conocer los efectos de mi perverso carácter.

Una noche, en ocasión de regresar a casa completamente ebrio, de vuelta de uno de mis frecuentes escondrijos del barrio, me pareció que el gato evitaba mi presencia. Lo cogí, pero él, horrorizado por mi violenta actitud, me hizo en la mano, con los dientes, una leve herida. De mí se apoderó repentinamente un furor demoníaco. En aquel instante dejé de conocerme. Pareció como si, de pronto, mi alma original hubiese abandonado mi cuerpo, y una ruindad superdemoníaca, saturada de ginebra, se filtró en cada una de las fibras de mi ser. Del bolsillo de mi chaleco saqué un cortaplumas, lo abrí, cogí al pobre animal por la garganta y, deliberadamente, le vacié un ojo... Me cubre el rubor, me abrasa, me estremezco al escribir esta abominable atrocidad.

Cuando, al amanecer, hube recuperado la razón, cuando se hubieron disipado los vapores de mi crápula nocturna, experimenté un sentimiento mitad horror, mitad remordimiento, por el crimen que había cometido. Pero, todo lo más, era un débil y equívoco sentimiento, y el alma no sufrió sus acometidas. Volví a sumirme en los excesos, y no tardé en ahogar en el vino todo recuerdo de mi acción.

Curó entre tanto el gato lentamente. La órbita del ojo perdido presentaba, es cierto, un aspecto espantoso. Pero después, con el tiempo, no pareció que se daba cuenta de ello. Según su costumbre, iba y venía por la casa; pero, como debí suponerlo, en cuanto veía que me aproximaba a él, huía aterrorizado. Me quedaba aún lo bastante de mi antiguo corazón para que me afligiera aquella manifiesta antipatía en una criatura que tanto me había amado anteriormente. Pero este sentimiento no tardó en ser desalojado por la irritación. Como para mi caída final e irrevocable, brotó entonces el espíritu de perversidad, espíritu del que la filosofía no se cuida ni poco ni mucho.

No obstante, tan seguro como que existe mi alma, creo que la perversidad es uno de los primitivos impulsos del corazón humano, una de esas indivisibles primeras facultades o sentimientos que dirigen el carácter del hombre... ¿Quién no se ha sorprendido numerosas veces cometiendo una acción necia o vil, por la única razón de que sabía que no debía cometerla? ¿No tenemos una constante inclinación, pese a lo excelente de nuestro juicio, a violar lo que es la ley, simplemente porque comprendemos que es la Ley?

Digo que este espíritu de perversidad hubo de producir mi ruina completa. El vivo e insondable deseo del alma de atormentarse a sí misma, de violentar su propia naturaleza, de hacer el mal por amor al mal, me impulsaba a continuar y últimamente a llevar a efecto el suplicio que había infligido al inofensivo animal. Una mañana, a sangre fría, ceñí un nudo corredizo en torno a su cuello y lo ahorqué de la rama de un árbol. Lo ahorqué con mis ojos llenos de lágrimas, con el corazón desbordante del más amargo remordimiento. Lo ahorqué porque sabía que él me había amado, y porque reconocía que no me había dado motivo alguno para encolerizarme con él. Lo ahorqué porque sabía que al hacerlo cometía un pecado, un pecado mortal que comprometía a mi alma inmortal, hasta el punto de colocarla, si esto fuera posible, lejos incluso de la misericordia infinita del muy terrible y misericordioso Dios.

En la noche siguiente al día en que fue cometida una acción tan cruel, me despertó del sueño el grito de: "¡Fuego!" Ardían las cortinas de mi lecho. La casa era una gran hoguera. No sin grandes dificultades, mi mujer, un criado y yo logramos escapar del incendio. La destrucción fue total. Quedé arruinado, y me entregué desde entonces a la desesperación.

No intento establecer relación alguna entre causa y efecto con respecto a la atrocidad y el desastre. Estoy por encima de tal debilidad. Pero me limito a dar cuenta de una cadena de hechos y no quiero omitir el menor eslabón.

Visité las ruinas el día siguiente al del incendio. Excepto una, todas las paredes se habían derrumbado. Esta sola excepción la constituía un delgado tabique interior, situado casi en la mitad de la casa, contra el que se apoyaba la cabecera de mi lecho. Allí la fábrica había resistido en gran parte a la acción del fuego, hecho que atribuí a haber sido renovada recientemente. En torno a aquella pared se congregaba la multitud, y numerosas personas examinaban una parte del muro con atención viva y minuciosa. Excitaron mi curiosidad las palabras: "extraño", "singular", y otras expresiones parecidas. Me acerqué y vi, a modo de un bajorrelieve esculpido sobre la blanca superficie, la figura de un gigantesco gato. La imagen estaba copiada con una exactitud realmente maravillosa. Rodeaba el cuello del animal una cuerda.

Apenas hube visto esta aparición—porque yo no podía considerar aquello más que como una aparición—, mi asombro y mi terror fueron extraordinarios. Por fin vino en mi amparo la reflexión. Recordaba que el gato había sido ahorcado en un jardín contiguo a la casa. A los gritos de alarma, el jardín fue invadido inmediatamente por la muchedumbre, y el animal debió de ser descolgado por alguien del árbol y arrojado a mi cuarto por una ventana abierta. Indudablemente se hizo esto con el fin de despertarme. El derrumbamiento de las restantes paredes había comprimido a la víctima de mi crueldad en el yeso recientemente extendido. La cal del muro, en combinación con las llamas y el amoníaco del cadáver, produjo la imagen tal como yo la veía.

Aunque prontamente satisfice así a mi razón, ya que no por completo mi conciencia, no dejó, sin embargo, de grabar en mi imaginación una huella profunda el sorprendente caso que acabo de dar cuenta. Durante algunos meses no pude liberarme del fantasma del gato, y en todo este tiempo nació en mi alma una especie de sentimiento que se parecía, aunque no lo era, al remordimiento. Llegué incluso a lamentar la pérdida del animal y a buscar en torno mío, en los miserables tugurios que a la sazón frecuentaba, otro favorito de la misma especie y de facciones parecidas que pudiera sustituirle.

Hallábame sentado una noche, medio aturdido, en un bodegón infame, cuando atrajo repentinamente mi atención un objeto negro que yacía en lo alto de uno de los inmensos barriles de ginebra o ron que componían el mobiliario más importante de la sala. Hacía ya algunos momentos que miraba a lo alto del tonel, y me sorprendió no haber advertido el objeto colocado encima. Me acerqué a él y lo toqué. Era un gato negro, enorme, tan corpulento como Plutón, al que se parecía en todo menos en un pormenor: Plutón no tenía un solo pelo blanco en todo el cuerpo, pero éste tenía una señal ancha y blanca aunque de forma indefinida, que le cubría casi toda la región del pecho.

Apenas puse en él mi mano, se levantó repentinamente, ronroneando con fuerza, se restregó contra mi mano y pareció contento de mi atención. Era pues, el animal que yo buscaba. Me apresuré a proponer al dueño su adquisición, pero éste no tuvo interés alguno por el animal. Ni le conocía ni le había visto hasta entonces.

Continué acariciándole, y cuando me disponía a regresar a mi casa, el animal se mostró dispuesto a seguirme. Se lo permití, e inclinándome de cuando en cuando, caminamos hacia mi casa acariciándole. Cuando llego a ella se encontró como si fuera la suya, y se convirtió rápidamente en el mejor amigo de mi mujer.

Por mi parte, no tardó en formarse en mí una antipatía hacia él. Era, pues, precisamente, lo contrario de lo que yo había esperado. No sé cómo ni por qué sucedió esto, pero su evidente ternura me enojaba y casi me fatigaba. Paulatinamente, estos sentimientos de disgusto y fastidio acrecentaron hasta convertirse en la amargura del odio. Yo evitaba su presencia. Una especie de vergüenza, y el recuerdo de mi primera crueldad, me impidieron que lo maltratara. Durante algunas semanas me abstuve de pegarle o de tratarle con violencia; pero gradual, insensiblemente, llegué a sentir por él un horror indecible, y a eludir en silencio, como si huyera de la peste, su odiosa presencia.

Sin duda, lo que aumentó mi odio por el animal fue el descubrimiento que hice a la mañana del siguiente día de haberlo llevado a casa. Como Plutón, también él había sido privado de uno de sus ojos. Sin embargo, esta circunstancia contribuyó a hacerle más grato a mi mujer, que, como he dicho ya, poseía grandemente la ternura de sentimientos que fue en otro tiempo mi rasgo característico y el frecuente manantial de mis placeres más sencillos y puros.

Sin embargo, el cariño que el gato me demostraba parecía crecer en razón directa de mi odio hacia él. Con una tenacidad imposible de hacer comprender al lector, seguía constantemente mis pasos. En cuanto me sentaba, acurrucábase bajo mi silla, o saltaba sobre mis rodillas, cubriéndome con sus caricias espantosas. Si me levantaba para andar, metíase entre mis piernas y casi me derribaba, o bien, clavando sus largas y agudas garras en mi ropa, trepaba por ellas hasta mi pecho. En esos instantes, aun cuando hubiera querido matarle de un golpe, me lo impedía en parte el recuerdo de mi primer crimen; pero, sobre todo, me apresuro a confesarlo, el verdadero terror del animal.

Este terror no era positivamente el de un mal físico, y, no obstante, me sería muy difícil definirlo de otro modo. Casi me avergüenza confesarlo. Aun en esta celda de malhechor, casi me avergüenza confesar que el horror y el pánico que me inspiraba el animal habíanse acrecentado a causa de una de las fantasías más perfectas que es posible imaginar.

Mi mujer, no pocas veces, había llamado mi atención con respecto al carácter de la mancha blanca de que he hablado y que constituía la única diferencia perceptible entre el animal extraño y aquel que había matado yo. Recordará, sin duda, el lector que esta señal, aunque grande, tuvo primitivamente una forma indefinida. Pero lenta, gradualmente, por fases imperceptibles y que mi razón se esforzó durante largo tiempo en considerar como imaginaria, había concluido adquiriendo una nitidez rigurosa de contornos.

En ese momento era la imagen de un objeto que me hace temblar nombrarlo. Era, sobre todo, lo que me hacía mirarle como a un monstruo de horror y repugnancia, y lo que, si me hubiera atrevido, me hubiese impulsado a librarme de él. Era ahora, digo, la imagen de una cosa abominable y siniestra: la imagen ¡de la horca! ¡Oh lúgubre y terrible máquina, máquina de espanto y crimen, de muerte y agonía!

Yo era entonces, en verdad, un miserable, más allá de la miseria posible de la Humanidad. Una bestia bruta, cuyo hermano fue aniquilado por mí con desprecio, una bestia bruta engendraba en mí en mí, hombre formado a imagen del Altísimo, tan grande e intolerable infortunio. ¡Ay! Ni de día ni de noche conocía yo la paz del descanso. Ni un solo instante, durante el día, dejábame el animal. Y de noche, a cada momento, cuando salía de mis sueños lleno de indefinible angustia, era tan sólo para sentir el aliento tibio de la cosa sobre mi rostro y su enorme peso, encarnación de una pesadilla que yo no podía separar de mí y que parecía eternamente posada en mi corazón.

Bajo tales tormentos sucumbió lo poco que había de bueno en mí. Infames pensamientos convirtiéronse en mis íntimos; los más sombríos, los más infames de todos los pensamientos. La tristeza de mi humor de costumbre se acrecentó hasta hacerme aborrecer a todas las cosas y a la Humanidad entera. Mi mujer, sin embargo, no se quejaba nunca ¡Ay! Era mi paño de lágrimas de siempre. La mas paciente víctima de las repentinas, frecuentes e indomables expansiones de una furia a la que ciertamente me abandoné desde entonces.

Para un quehacer doméstico, me acompañó un día al sótano de un viejo edificio en el que nos obligara a vivir nuestra pobreza. Por los agudos peldaños de la escalera me seguía el gato, y, habiéndome hecho tropezar la cabeza, me exasperó hasta la locura. Apoderándome de un hacha y olvidando en mi furor el espanto pueril que había detenido hasta entonces mi mano, dirigí un golpe al animal, que hubiera sido mortal si le hubiera alcanzado como quería. Pero la mano de mi mujer detuvo el golpe. Una rabia más que diabólica me produjo esta intervención. Liberé mi brazo del obstáculo que lo detenía y le hundí a ella el hacha en el cráneo. Mi mujer cayó muerta instantáneamente, sin exhalar siquiera un gemido.

Realizado el horrible asesinato, inmediata y resueltamente procuré esconder el cuerpo. Me di cuenta de que no podía hacerlo desaparecer de la casa, ni de día ni de noche, sin correr el riesgo de que se enteraran los vecinos. Asaltaron mi mente varios proyectos. Pensé por un instante en fragmentar el cadáver y arrojar al suelo los pedazos. Resolví después cavar una fosa en el piso de la cueva. Luego pensé arrojarlo al pozo del jardín. Cambien la idea y decidí embalarlo en un cajón, como una mercancía, en la forma de costumbre, y encargar a un mandadero que se lo llevase de casa. Pero, por último, me detuve ante un proyecto que consideré el mas factible. Me decidí a emparedarlo en el sótano, como se dice que hacían en la Edad Media los monjes con sus víctimas.

La cueva parecía estar construida a propósito para semejante proyecto. Los muros no estaban levantados con el cuidado de costumbre y no hacía mucho tiempo había sido cubierto en toda su extensión por una capa de yeso que no dejó endurecer la humedad.

Por otra parte, había un saliente en uno de los muros, producido por una chimenea artificial o especie de hogar que quedó luego tapado y dispuesto de la misma forma que el resto del sótano. No dudé que me sería fácil quitar los ladrillos de aquel sitio, colocar el cadáver y emparedarlo del mismo modo, de forma que ninguna mirada pudiese descubrir nada sospechoso.

No me engañó mi cálculo. Ayudado por una palanca, separé sin dificultad los ladrillos, y, habiendo luego aplicado cuidadosamente el cuerpo contra la pared interior, lo sostuve en esta postura hasta poder establecer sin gran esfuerzo toda la fábrica a su estado primitivo. Con todas las precauciones imaginables, me preocupé una argamasa de cal y arena, preparé una capa que no podía distinguirse de la primitiva y cubrí escrupulosamente con ella el nuevo tabique.

Cuando terminé, vi que todo había resultado perfecto. La pared no presentaba la más leve señal de arreglo. Con el mayor cuidado barrí el suelo y recogí los escombros, miré triunfalmente en torno mío y me dije: "Por lo menos, aquí, mi trabajo no ha sido infructuoso".

Mi primera idea, entonces, fue buscar al animal que fue causante de tan tremenda desgracia, porque, al fin, había resuelto matarlo. Si en aquel momento hubiera podido encontrarle, nada hubiese evitado su destino. Pero parecía que el artificioso animal, ante la violencia de mi cólera, habíase alarmado y procuraba no presentarse ante mí, desafiando mi mal humor. Imposible describir o imaginar la intensa, la apacible sensación de alivio que trajo a mi corazón la ausencia de la detestable criatura. En toda la noche se presentó, y ésta fue la primera que gocé desde su entrada en la casa, durmiendo tranquila y profundamente.

Sí; dormí con el peso de aquel asesinato en mi alma.

Transcurrieron el segundo y el tercer día. Mi verdugo no vino, sin embargo. Como un hombre libre, respiré una vez más. En su terror, el monstruo había abandonado para siempre aquellos lugares. Ya no volvería a verle nunca: Mi dicha era infinita. Me inquietaba muy poco la criminalidad de mi tenebrosa acción. Inicióse una especie de sumario que apuró poco las averiguaciones. También se dispuso un reconocimiento, pero, naturalmente, nada podía descubrirse. Yo daba por asegurada mi felicidad futura.

Al cuarto día después de haberse cometido el asesinato, se presentó inopinadamente en mi casa un grupo de agentes de Policía y procedió de nuevo a una rigurosa investigación del local. Sin embargo, confiado en lo impenetrable del escondite, no experimenté ninguna turbación.

Los agentes quisieron que les acompañase en sus pesquisas. Fue explorado hasta el último rincón. Por tercera o cuarta vez bajaron por último a la cueva. No me altere lo más mínimo. Como el de un hombre que reposa en la inocencia, mi corazón latía pacíficamente. Recorrí el sótano de punta a punta, cruce los brazos sobre mi pecho y me paseé indiferente de un lado a otro. Plenamente satisfecha, la Policía se disponía a abandonar la casa. Era demasiado intenso el júbilo de mi corazón para que pudiera reprimirlo. Sentía la viva necesidad de decir una palabra, una palabra tan sólo a modo de triunfo, y hacer doblemente evidente su convicción con respecto a mi inocencia.

—Señores—dije, por último, cuando los agentes subían la escalera—, es para mí una gran satisfacción habrá desvanecido sus sospechas. Deseo a todos ustedes una buena salud y un poco más de cortesía. Dicho sea de paso, señores, tienen ustedes aquí una casa construida—apenas sabía lo que hablaba, en mi furioso deseo de decir algo con aire deliberado—. Puedo asegurar que ésta es una casa excelentemente construida. Estos muros...¿Se van ustedes, señores? Estos muros están construidos con una gran solidez.

Entonces, por una fanfarronada frenética, golpeé con fuerza, con un bastón que tenía en la mano en ese momento, precisamente sobre la pared del tabique tras el cual yacía la esposa de mi corazón.

¡Ah! Que por lo menos Dios me proteja y me libre de las garras del archidemonio. Apenas húbose hundido en el silencio el eco de mis golpes, me respondió una voz desde el fondo de la tumba. Era primero una queja, velada y encontrada como el sollozo de un niño. Después, en seguida, se hinchó en un prolongado, sonoro y continuo, completamente anormal e inhumano, un alarido, un aullido, mitad horror, mitad triunfo, como solamente puede brotar del infierno, horrible armonía que surgiera al unísono de las gargantas de los condenados en sus torturas y de los demonios que gozaban en la condenación.

Sería una locura expresaros mis sentimientos. Me sentí desfallecer y, tambaleándome, caí contra la pared opuesta. Durante un instante detuviéronse en los escalones los agentes. El terror los había dejado atónitos. Un momento después, doce brazos robustos atacaron la pared, que cayó a tierra de un golpe. El cadáver, muy desfigurado ya y cubierto de sangre coagulada, apareció, rígido, a los ojos de los circundantes.

Sobre su cabeza, con las rojas fauces dilatadas y llameando el único ojo, se posaba el odioso animal cuya astucia me llevó al asesinato y cuya reveladora voz me entregaba al verdugo. Yo había emparedado al monstruo en la tumba.

Las matemáticas son fáciles… si trabajas duro: el TIMSS

Para muchos estudiantes son el coco, el enemigo público número uno, la mayor pesadilla. Sin embargo, una serie de estudios sobre el rendimiento matemático de los estudiantes de diversos países arrojan una curiosa conclusión (en apariencia obvia): las matemáticas son duras, pero basta un poco de tiempo extra para que dejen de serlo.

El TIMSS (Trends in International Mathematics and Science Study) es una prueba que se hace cada cuatro años por parte de un grupo internacional de educadores. Una prueba de ciencias y matemáticas dirigida a estudiantes de primaria y secundaria de todo el mundo.

Cuando los estudiantes se someten al TIMSS, también están obligados a rellenar un cuestionario que incluye preguntas sobre toda clase de cuestiones: nivel educativo de los padres, sus opiniones sobre las matemáticas, quiénes son sus amigos, etcétera. En total, 120 preguntas aparentemente triviales. Son tantas que muchos estudiantes dejan diez, veinte e incluso más preguntas en blanco.

Lo más llamativo del TIMSS es precisamente este último dato.

<"El número medio de preguntas contestadas en el cuestionario TIMSS varía de unos países a otros. Es posible, de hecho, clasificar a todos los países participantes según cuántos artículos del cuestionario contesten sus estudiantes.">

Pero ¿por qué es tan importante el clasificar a los estudiantes según el número de preguntas que responden? Porque a la hora de comparar esta clasificación con la que resulta de evaluar los resultados generales en matemáticas… coinciden exactamente.

Es decir, en los países cuyos estudiantes están dispuestos a concentrarse y permanecer inmóviles el tiempo suficiente para enfocar la respuesta a cada pregunta de un cuestionario muy extenso son los mismos países cuyos estudiantes hacen el mejor trabajo a la hora de solucionar problemas de matemáticas.
Esta asombrosa correlación fue descubierta por un investigador educativo de la Universidad de Pensilvania llamado Erling Boe. A su juicio, no es una simple correlación. La capacidad de terminar un cuestionario y sobresalir en la prueba de matemáticas son la misma capacidad.

O dicho de otro modo: las culturas que son mejores en matemáticas son aquellas culturas que enfatizan el esfuerzo, el tesón y el trabajo duro. Como son Singapur, Corea del Sur, China, Hong Kong y Japón, las primeras de la lista del TIMSS.

<"Pensemos en esto desde otro ángulo: imaginemos que todos los años se celebraran unas olimpiadas de las matemáticas en alguna ciudad fabulosa del mundo. Y que cada país enviara su propio equipo de mil alumnos de octavo. Lo que dice Boe es que podríamos predecir con precisión el orden de cada país en el medallero sin hacerles ni una sola pregunta de matemáticas. Todo cuanto tendríamos que hacer es encomendarles alguna tarea que permitiera medir cuán duro estaban dispuestos a trabajar.">

Personalmente, no me acaba de convencer del todo esto, aunque pensándolo detenidamente tiene sentido, lo cual tampoco explicare pues aun sera mas largo el post, pero bueno cada uno que lo interprete como quiera, y por si alguien lo dudaba, poner comentarios sigue siendo gratis.

28 abr. 2010

Kaoiro: haciendo caritas con un sello de goma

Si ya te cansa hacer los emoticonos con caracteres ascii que tanto usamos en las redes sociales, puedes ir ordenando un Kaoiro, un sello de goma que te permite estampar esas caritas en papel.

Kaoiro, que significa “expresión facial”, tiene 7 bandas con unos 20 tipos de caracteres para crear más de 2000 caritas diferentes. Es fabricado por la empresa Gung y cuesta unos 2700 yen. Junto al sello también pueden ordenarse libretas de post-it con forma de burbujas de texto, como las de los cómics, y así completar el efecto de los emoticonos estampados.
Si, es un artículo bastante ocioso, pero no deja de ser muy kawaii \ (^ о ^) /

27 abr. 2010

Wallpapers_Special_girls_guns

El otro post ◕‿◕

Wallpapers_Special_defense_girls

Os dejo, despues de un tiempo sin tiempo para poder dedicarle al blog, 2 pots de unos wallpapers que me parecieron muy originales, disfrútenlos.

23 abr. 2010

Salon del manga de jerez; “ El virtuoso se conforma con soñar lo que el pecador realiza en la vida.” ( Platón)

Buenas gente, se que es un poco tarde, pero recopilar todas las fotos seleccionar las mejores y mas graciosas y montar el post y demas lleva su tiempo y su trabajo, aqui os traigo gran partes de nuestras vivencias en el Salon del Manga de jerez, Normamente estos post los suele poner sasori, no obstante por ir cosplayeados, aure y yo nos ganamos el merito de ponerlo, xDDDDD espero que les guste.

Primero nos presentaremos, Vuestros grandiosos Heroes, hijos de la horda, hermanos de los bosques de Lothlorien, entrenados por el mismo Fil tal que hercules y deseosos de mostraros
nuevas noticias todos los dias


Aure (izquierda) y asteriom(derecha)
con una espontanea temari que les alegro la foto y la vista.

Sasori


(jumax9) tan majestuoso como siempre xDD con su pareja ideal xDDDD


















Lo siento MADMEN pero no encontre ninguna foto lo suficientemene buena ni lo suficientemente graciosa te conformas con;




Y ya solo nos queda nuestro aprendiz de heroe:
Fran aquella sombra que parece estar pero no, no escribe ni aunque le fuera la vida en ello y por lo tanto no sera respetado asta que iguales por lo menos en post a jumax9 a quien el post del oso panda le resto en lugar de sumarle:


Una vez presentados que es lo importante, vamos a las fotos de verdad a las de los demas y no las nuestras ( es broma son todas nuestras ya que vamos a dominar el mundo jajaja)

Fotos chulas







Aure se vuelve agresivo





Amigos de la facultad




Un tipo rarito



Aprendiendo cosas nuevas (mear con tinaja sin matar a los de mi lado)



Partida de magic en el tren



EL 3-D se extiende hasta The Lord of the Rings.

Via zonfandom, nos llega una noticia k a algunos puede entusiasmar y a otros puede encolerizar, parece ser k tienen planeado sacar a la vante el Blu-Ray de la pelicula "El señor de los Anillos" .
Peter Jackson afirma estar totalmente de acuerdo con los fans, estas son sus palabras:

"Yo estuve muy involucrado en el proceso de elaboración de los DVDs cuando las películas se lanzaron de mano de New Line pero ahora que Warner Brothers ha tomado el control sobre la distribución de las películas sencillamente se limitan a decirme lo que están haciendo, no me involucran en el proceso. [Con New Line] lo que nunca hicimos con los fans fue hacerles sentir que los estábamos engañando. De vuelta al lanzamiento original, siempre pusimos material adicional, nuevos documentales, un montón de valor añadido. Así que entiendo totalmente el motivo por el que los fans se han molestado y no puedo estar en desacuerdo con ellos."

Otro dato importante relacionado con el mundo del cine y esta pelicula de la k estoy hablando, el director afirma k el 3-D es una nueva tecnologia k puede aportar mucho al mundo cinematográfico, asik kien sabe puede k dentro de poco podamos ver "El señor de los anillos" en 3-D, aki tambien os dejo la declaracion k realizó.

"Personalmente opino que si se hace bien es extraordinario. Como realizador, intento hacer películas que inviten a la audiencia a formar parte de ellas. (...) El 3D puede ayudar a ello pero también está abierto al abuso como aquellos que están intentando hacer conversiones baratas para estrenar películas normales en 3D. Si lo hacen mal, la gente se va a cansar muy rápidamente así que en este momento se encuentra en una posición muy delicada. Los cineastas tienen que comprometerse a hacer películas en 3D en condiciones, como Jim [James] Cameron, y no coversiones cutres al final de todo el proceso. Aún así, las conversiones también son posibles. Hace unos tres años probamos a convertir unos 10 minutos de ‘King Kong’ y resultó bien. Quedamos muy satisfechos con el resultado pero en aquel momento era caro, definitivamente demasiado caro para hacer lo mismo con toda la película. Puedes hacer buenas conversiones si te tomas tu tiempo. ‘Pesadilla antes de Navidad’ es un ejemplo de que se puede hacer realmente bien. Sólo tienes que tomarte el tiempo necesario y el tiempo es, obviamente, dinero. Así que si lo haces con prisas, rápido y barato, no va a salir bien. Si vamos a convertir ‘El Señor de los Anillos’ me gustaría hacerlo bien, lo que sería un proceso muy largo, laborioso y costoso."

22 abr. 2010

Last Exile

Pues tras la sin duda exitosa entrada de Hanamaru Kindergarten hoy voy a hablar de un anime algo más maduro: Last Exile


Creado por Gonzo (Full Metal Panic, Black Cat o Afro Samurai entre otros) Last Exile nos situa en un mundo paralelo a finales del siglo XIX ¿alguien dijo época victoriana? con una tecnología muy superior como pueden ser los vanship (a más de uno le sonará parecidos a aquellas naves que pilotaba Nausicaä).

Claus y Lavie son dos pilotos de vanship que perdieron a sus padres en "La Gran Corriente". Trabajan como mensajeros: el paquete ha de llegar a su destino. La historia comienza cuando han de llevar a una niña al "Silvana" un crucero de batalla rebelde que cambiará sus vidas.
Como crítica decir que tanto la animación como la banda sonora son sobresalientes, la acción quizá se pueda antojar algo lenta al principio y demasiado rápida al final pero aun así el argumento está muy bien llevado y no es dificil meterse en la historia.

Las escenas de acción son bastante realistas (dentro del mundo de ficción de la serie) algo que es de agradecer acostumbrados como estamos a rayos de energía que salen del suelo en el momento oportuno.

En definitiva: serie recomendada en un 99'9% de los casos.


Alex approves!

Sólo hay un país que puede dominar al mundo con un ataque global inmediato

Se puede ganar una guerra sin librarla. Se puede vencer si un adversario sabe que es vulnerable a un ataque instantáneo e indetectable, abrumador y devastador, sin la posibilidad de defenderse o de tomar represalias. Lo que se aplica a un país en particular también vale para todos los adversarios potenciales y ciertamente para cualquier otra nación del mundo. Existe sólo un país con la capacidad militar y científica y que ha proclamado abiertamente su intención de lograr esa capacidad. Esa nación es aquella cuyo actual jefe de Estado definió en diciembre pasado como la única superpotencia del mundo. Un país que aspira a seguir siendo el único estado en la historia que ejerce la dominación militar de espectro completo en la tierra, en el aire, en los mares y en el espacio. El que aspira a concretar el “gran sueño americano”, aún sin armas nucleares.
Dejo aqui el articulo completo, no tiene perdida, Y dejad comentarios, me interesa vuestra opinión al respecto.
Según un análisis estratégico que despliega Rick Rozoff en el digesto semanal que Global Research que auspicia la NATO y que se publicó el pasado viernes 16 del corriente, ese país es Estados Unidos, incluso in necesidad de emplear armas nucleares Que mantiene y extiende bases militares y tropas, grupos de batalla de portaaviones y bombarderos estratégicos sobre y en casi cada latitud y longitud del planeta. Que lo hace con un presupuesto de guerra récord posterior a la Segunda Guerra Mundial de 708.000 millones de dólares para el próximo año.

Después de lograr esa situación en gran parte por haber sido el primer país que desarrolló e utilizó armas atómicas, está ahora en condiciones de fortalecer su supremacía global a través del reemplazo de la opción nuclear. Entre 1999 y 2003 EE.UU. dirigió tres grandes guerras en menos de cuatro años contra Yugoslavia, Afganistán e Irak y en los tres casos envió entre decenas y cientos de miles de soldados después de ataques aéreos y con misiles. El Pentágono estableció bases militares en las tres zonas de guerra y, aunque la contaminación con uranio empobrecido y bombas de racimo sigue existiendo en los tres países, los soldados estadounidenses no han tenido que enfrentar un terreno irradiado. Sería superfluo y demasiado costoso en muchos sentidos lanzar un ataque nuclear si un ataque convencional sirve para el mismo fin.

El 8 de abril pasado los presidentes de EE.UU. y Rusia, Barack Obama y Dmitri Medvedev, firmaron un nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START por sus siglas en inglés) en la capital checa (Praga) para reducir sus respectivos arsenales nucleares y sistemas de lanzamiento (sujeto a ratificación por el Senado de EE.UU. y la duma rusa). Antes, durante la misma semana, ambas naciones publicaron su nuevo Estudio de la Postura Nuclear (NPR) que por primera vez pareció abandonar el primer uso de armas nucleares.

Parecería que la sombría nube nuclear que ha colgado sobre la cabeza de la humanidad durante los últimos 65 años se estuviera disipando. Sin embargo EE.UU. conserva 1.550 ojivas nucleares desplegadas y 2.200 (según algunos cálculos 3.500) más almacenadas y una tríada de vehículos de lanzamiento terrestres, aéreos y submarinos. Lo que es más alarmante, sin embargo, es que Washington sigue adelante con el proyecto de reemplazar la espada y el escudo nuclear -para chantaje y disuasión- por un modelo no nuclear que podría desestabilizar el anterior “equilibrio del terror”, que ha sido una pesadilla criminal durante seis décadas, pero con sesenta años sin una guerra masiva de misiles.

La nueva espada, o lanza, integra planes para sistemas de armas convencionales de primer ataque empleando la misma tríada de componentes de tierra, aire y mar -más el espacio- y el escudo es una red mundial de despliegues de misiles interceptores, también en las cuatro áreas. El Pentágono se propone poder atacar primero e impunemente. Tal cual lo diseño el ex presidente George W. Bush, el belicista antecesor del pacifista Barack Obama.

El arsenal no nuclear utilizado para neutralizar y destruir las defensas aéreas y estratégicas, de potencialmente todas las fuerzas militares importantes de otras naciones, consistirá en misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos adaptados a lanzamiento desde submarinos, misiles crucero y bombarderos hipersónicos, y bombarderos estratégicos “super-stealth” capaces de evitar la detección por radar y así evitar las defensas basadas en tierra y aire.

Cualquier misil de alcance corto, intermedio y largo que quede en el país atacado será en teoría destruido después de ser lanzados por misiles interceptores cinéticos, capaces de destruir por impacto. Si los misiles neutralizados portaran ojivas nucleares, la precipitación radioactiva ocurriría sobre el país que los lanza, sobre un área marítima cercana u otra nación elegida por EE.UU.

Un comentario ruso de hace tres años describió la interacción entre el primer ataque y los sistemas de misiles interceptores como sigue: “Se puede invertir en el desarrollo de un misil antibalístico (ABM) verdaderamente efectivo y de armas de primer ataque, por ejemplo, en sistemas convencionales de alta precisión. El objetivo final es crear la capacidad para un primer ataque desarmante (nuclear, no nuclear o mixto) del potencial nuclear estratégico del enemigo. El ABM destruirá todo lo que sobreviva el primer golpe”.

El tan retrasado Informe del Estudio de la Postura Nuclear de este mes reafirma los planes del Pentágono de “mantener un disuasivo nuclear creíble y de reforzar las estructuras de seguridad regionales con defensas de misiles”. También confirma que la incorporación de “sistemas no nucleares a los objetivos de disuasión regional y de seguridad de EE.UU. será preservada evitando limitaciones en la defensa de misiles y preservando opciones para el uso de bombarderos pesados y de sistemas de misiles de largo alcance en tareas convencionales.”

En una conferencia de prensa del pasado 6 de abril sobre el Estudio de la Postura Nuclear con el secretario de defensa Robert Gates, el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Michael Mullen, la secretaria de Estado Hillary Clinton y el secretario de energía Steven Chu, Gates dijo que “mantendremos la tríada nuclear de ICBM (Misiles balísticos intercontinentales), aviones con capacidad nuclear y submarinos con misiles balísticos” y “seguiremos desarrollando y mejorando capacidades no nucleares, incluyendo defensas de misiles regionales.” Mullen habló de “defender los intereses vitales de EE.UU. y los de nuestros socios y aliados con una mezcla más equilibrada de medios nucleares y no nucleares que la que tenemos a nuestra disposición actualmente.”

El Informe del Estudio de Defensa con Misiles Balísticos del 1 de febrero, señaló que “EE.UU. mantendrá un enfoque adaptable por fases de la defensa con misiles” y “desarrollará capacidades móviles y relocables.” Además, “el gobierno está comprometido con la implementación de un nuevo Enfoque Europeo Adaptable por Fases dentro de un contexto de la OTAN. En Asia Oriental, EE.UU. trabaja para mejorar las defensas con misiles mediante una serie de relaciones bilaterales. EE.UU. también mantendrá una cooperación reforzada con una serie de socios en Oriente Próximo”.
Por Domingo Schiavoni en Diario Panorama

19 abr. 2010

Ecchi 00-04_Porque los humanos ya no saben lo que es comodo, así que no saben que están sufriendo.

Bueno, os dejo una nueva sección de ecchi, que la cosa esta un poco parada ^^, pronto wallpapers y Salón del manga de jerez.

Si tenéis una resolución de pantalla baja, y veis el blog demasiado grande pulsar control y moved la rueda del ratón hacia atrás para ver el blog a tamaño completo.