16 may. 2010

Vivir en el recuerdo sera mi castigo, solo me queda aceptar mi destino, tan solo me queda...morir

La soledad no es más que una compañera de viaje, una fria amante de pálido rostro que camina en silencio a tu lado, que se refleja sólo en los ojos cuando te miras al espejo, que te hace invisible a la gente, y que no tiene memoria, porque a su lado nadie te recordará.Os escribo desde el silencio, donde no existe tiempo, ni espacio. donde los miedos se desvanecen y los sueños se hacen realidad...silencio del alma refugio de sueños y fantasias de nuestras vidas, donde solo el debatir y el devenir de nuestras mentes nos perturban, donde solo hay silencio y nada mas.

Con estas frases tan bonitas, melancolicas y bellas queria empezar un post donde os enseñare ciudades fantasma, abandonadas, ciudades que un dia
brillaron, ciudades donde una letra cambio su suerte por su muerte, y que ya nadie recuerda, ahora tierra de lobos, de bosques y llanuras, tierras solitarias, aunque no menos bellas no, pues ahora rinden tributo al silencio, rinden tributo a la soledad que estimula nuestras mente permitiendonos ver lo que somos en realidad.Disfrutemos un poco de ese silencio pues como dijo Confucio: "El silencio es el unico amigo que jamas traiciona".


En la madrugada del 26 de abril de 1986 el reactor número cuatro de la Central Nuclear de Chernóbil (actual Ucrania) volaba por los aires, matando a 31 personas en el acto, y provocando un incendio de proporciones colosales. Los niveles de radiación alcanzados inmediatamente después multiplicaban por varios cientos de miles las cifras consideradas seguras; en la ciudad de Prípiat, donde vivían la mayor parte de los trabajadores de la central y sus familias, la radiación alcanzó en menos de 24 horas nive
les mil veces superiores a lo normal, por lo que se decidió que la ciudad fuera evacuada por completo. En aquel momento la ciudad tenía más de 40.000 habitantes.

La central de Chernóbil se encuentra a apenas 14 kilómetros de la frontera con Bielorrusia, y fue este país quie se llevó la peor parte. Los vientos llevaron más del 60% del material radiactivo al territorio bielorruso, provocando la evacuación de decenas de pequeños pueblos y aldeas, cerrando varios miles de kilómetros cuadrados más a los seres humanos. Hoy aquello es uno de los desiertos más fantasmagóricos de la tierra. Casi un cuarto de siglo después la ciudad sigue atrapada en 1986; resulta sencillo encontrar periódicos, cartas o calendarios de la época. Deberes escolares y libros radiactivos se amontonan en las escuelas abandonadas, que han sido pasto de saqueadores y de la naturaleza. Un parque de atracciones, posiblemente el más horrendo y sobrecogedor de la Tierra, languidece a merced de los elementos, con los coches de choque convertidos en pequeños emisores de radiación y la noria oxidándose irremisiblemente. Nadie se acerca sin un contador Geiger a Prípiat. Y pocos se
atr
even a ir más allá.

Aqui podeis ver un video muy impresionante sobre este sitio,






via: (la pagina donde encontre este post, aqui podeis ver mas fotos y videos sobre lugares y tierras abandonadas super impresionantes) http://fronterasblog.wordpress.com/2010/04/26/las-ciudades-fantasma-de-la-union-sovietica-i/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+wordpress%2Ffronteras+%28Fronteras%29&utm_content=Google+Reader

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que lees un artículo y no dejas un comentario, alguien mata a un gatito en alguna parte del mundo...
Recuerda que puedes comentar siendo anónimo o simplemente poniendo un nombre.

Si tenéis una resolución de pantalla baja, y veis el blog demasiado grande pulsar control y moved la rueda del ratón hacia atrás para ver el blog a tamaño completo.